Plantas de hormigón: eficiencia, innovación y retos del futuro

Las plantas de hormigón son un pilar de un sector de la construcción en constante evolución.

Si bien es interesante conocer las innovaciones y los retos del futuro, también es importante hacer hincapié en un aspecto tan fundamental como la eficiencia de las plantas de hormigón.

 

Qué son y para qué sirven las plantas de hormigón

La eficiencia operativa de estas plantas está en constante evolución y va de la mano con las nuevas tecnologías y los nuevos métodos de trabajo.

Pero, ¿qué son y para qué sirven las plantas de hormigón? Responder a estas preguntas también ayuda a comprender las innovaciones de la industria y cuáles son los desafíos que pronto se enfrentará.

Las plantas de hormigón son estructuras construidas para la producción de hormigón. Pueden combinar cemento, áridos (arena, grava, piedra), agua y, a veces, aditivos para crear este material fundamental en la industria de la construcción.

Los ingredientes indicados se dosifican dentro de estas plantas. La calidad y las características del hormigón dependen precisamente de las proporciones de los componentes individuales y es por ello que se trata de un primer paso esencial,

Se produce entonces la fase de mezcla del hormigón, que puede realizarse in situ o en camiones especialmente equipados durante el transporte hacia la obra.

Existen dos tipos de plantas de hormigón:

 

  • Instalaciones fijas: se instalan permanentemente en una ubicación y son ideales para proyectos a largo plazo o para la producción centralizada de hormigón.
  • Instalaciones móviles: gracias a sus características se pueden mover de una obra a otra. Son ideales sobre todo para gestionar proyectos en áreas remotas o para proyectos que requieren una cantidad de hormigón menor.

Plantas móviles de hormigón y desafíos para el futuro

En un futuro que requiere una flexibilidad cada vez mayor, también en el sector de la construcción, la posibilidad de poder mover con facilidad las instalaciones de hormigón de una obra a otra es sin duda ganadora.

Por otra parte, es importante destacar que la producción de hormigón in situ reduce de forma significativa los plazos, pero sobre todo los costes asociados al transporte de material desde instalaciones fijas.

Esto también permite producir hormigón, adaptándose a las necesidades específicas del proyecto en tiempo real.

Pero hay mucho más. El futuro se centra en la sostenibilidad medioambiental, las plantas móviles de hormigón pueden contribuir a reducir la huella de carbono y el uso de recursos no renovables.

De este modo, es posible adaptarse tanto a los retos futuros como a las normativas cada vez más estrictas en materia de protección del medio ambiente.

Desde este punto de vista, Blendplants siempre se ha distinguido en el campo de las plantas móviles de hormigón, cumpliendo con las nuevas tendencias y haciendo suyas las expectativas de un futuro cada vez más sostenible.

En el amplio catálogo de productos Blendplants se puede encontrar una serie de máquinas para utilizar en diversos contextos, siempre aprovechando la comodidad de la movilidad de las instalaciones.

Todas las plantas de hormigón Blendplants son independientes y permiten el transporte de todos los componentes para la realización de hormigón de alta calidad, que podrá ser empleado en muchísimos proyectos de construcción civil y no solo. Incluso los grandes proyectos, en túnel o en ferrocarril, se pueden realizar con los elementos del catálogo, para apoyar todo tipo de actividades.